Tras ser notificados de manera tardía, los Municipales acordaron atenerse a la conciliación obligatoria solicitada por el Ejecutivo

Se concretó una nueva audiencia en el Ministerio de Trabajo provincial dentro del conflicto salarial que sostienen los trabajadores municipales y el Ejecutivo. La discusión no versó sobre los porcentajes de aumento sino sobre la demorada notificación de la conciliación obligatoria emitida por la cartera laboral, lo que suscitó que el turno mañana no se acogiera a la medida en el día de ayer.

El Eco

Ayer se desarrolló en la sede del Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires una reunión entre representantes del Sindicato de Trabajadores Municipales y el Ejecutivo, en el marco del conflicto por la pauta salarial.

El encuentro celebrado tuvo como protagonistas al subsecretario de Gobierno, Miguel Lunghi (h); el director de Recursos Humanos del Municipio, Mauricio Baldovino; la jefe de Recursos Humanos del SISP, Soledad García Carreiras; el delegado ministerial, Blas Pugliese; el secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales, Roberto Martínez Lastra; la secretaria adjunta, Cecilia Soto; el secretario gremial, David Marconi;  el secretario de organización, Lisandro Martínez Mendieta; y el abogado del gremio, Jorge Coronel.

Vale recordar que el Ejecutivo ofreció un incremento salarial del 15 por ciento; un 10 por ciento a pagar en noviembre calculado sobre los haberes básicos de 2017 y el 5 restante en enero sobre los básicos de octubre de 2018. La propuesta fue rechazada y los trabajadores decretaron el miércoles un paro de actividades por tiempo indeterminado, luego de cumplir con 72 horas de paro y movilizaciones a la sede del Gobierno comunal.

El jueves por la tarde, alrededor de las 17.30, la cartera laboral dictó la conciliación obligatoria solicitada por el Municipio para desactivar el paro, pero los representantes gremiales se manifestaron molestos por la demora en la notificación. Por este motivo, los trabajadores del turno mañana no se dieron por aludidos de la medida, al considerar que el aviso se realizó fuera de término y sin respetar las formalidades del caso. A primera hora se congregaron en la sede sindical para que se comunicara efectivamente la decisión adoptada por el ministerio.

Conciliación acatada

Luego de más de una hora de reunión, el titular del Sindicato, Roberto Martínez Lastra, aseguró a este medio que a partir de las 14  del viernes entró en vigencia la conciliación obligatoria, luego de acordar con las partes la singularidad suscitada.

“El encuentro ya estaba pactado desde antes de que pidieran la conciliación obligatoria, veníamos a ver si había alguna posibilidad de algún ofrecimiento salarial,  pero la audiencia se basó en cómo fui notificado ayer (por el jueves) por el ministerio de la conciliación  obligatoria. No pueden notificarme a las 17:30 y decretármela a partir de las 0 horas. No me puedo comunicar por Whatsapp con los trabajadores”, dijo el referente.

También ponderó que ellos deben responder a una asamblea, y cumplimentar los pasos legales y formales a seguir para sujetarse a lo que dispone la conciliación.

La autoridad gremial municipal se lamentó porque no pudo avanzarse con respecto a la discusión de la recomposición salarial, que está en pausa hasta el próximo jueves, fecha que coincide con el Día del Empleado Municipal.

“Nos volveremos a ver el Día del Trabajador Municipal para continuar trabajando, en nuestro día vamos a venir a resolver los problemas de los trabajadores, pero si hay posibilidades  de vernos antes, lo haremos”, manifestó.

El conflicto sigue latente aunque deban someterse por un espacio de 15 días hábiles, prorrogables a 5 más, a lo que dicta la medida obligatoria, debiendo garantizar la normal concurrencia a los puestos de trabajo. Según expuso Martínez Lastra no se vislumbra  una solución en números, “porque el Ejecutivo sigue diciendo  que tiene la misma plata y los compañeros no quieren verse perjudicados en el poder adquisitivo”.

Esta postura fue refrendanda por Lunghi (h), quien volvió a señalar que las alternativas porcentuales van a buscarse dentro de los recursos que el Estado municipal tiene disponible.

Este paréntesis da una tregua para seguir negociando, pero dista de ser una solución definitiva para un conflicto que seguro sumará nuevos episodios en las próximas semanas.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario