Capítulo extenso del Sudeste

Dos excampeones de APAC peleando por el uno, Barreiro y Costas. Primera victoria para el chavense en Mar y Sierras B.

El Eco

El grupo del Sudeste retornó al circuito La Virgen del Camino, de Lobería, estableciendo la tercera cita del calendario. Triunfos de Constantino Raúl Alonso, Federico Barreiro, Rubén Guarino, Juan Escala y Fabrizio Girado.

Luego de casi un lustro, el TC del 40, Mar y Sierras A y B y los Minicross desembarcaron en Lobería, la recordada “capital de las cafeteras”. Desafío complicado en La Virgen del Camino, en una jornada sumamente extensa que culminó alrededor de las 18.20 con un accidente para tener en cuenta en Mar y Sierras B, y el horario de culminación de la carrera, que finalizó con auto de seguridad.

Históricos reconocidos

En la kermesse loberense, y durante la tarde se llevó a cabo un reconocimiento a históricos pilotos zonales, que han brillado en distintas categorías de la región, y con exitosos pergaminos en el terreno nacional. Fueron distinguidos varios actores de la época dorada del zonal, precursores y pioneros de categorías que marcaron una etapa, como el tricampeón del TC Oscar “Pincho” Castellano, una de las figuras emblemáticas de los carreteros, con 27 triunfos y tres campeonatos en una década venturosa.

Guarino, con aplomo

En el terreno estrictamente deportivo, Rubén Guarino se quedó con el triunfo en la primera definición teceísta que se disputó en el reducto del Club Jorge Newbery. El excampeón ganó con aplomo y autoridad de principio a fin de la disputa. El segundo lugar fue para Luciano Yané y tercero quedó Andrés Gallego, que perdió algo de rendimiento sobre el final de la prueba. Cuarto quedó Valentín Caresano, mientras que el quinto fue el exmonarca Carlos M. Alberti. Sexto clasificó el joven tandilense Matías Alvarez.

La definición complementaria fue para Juan Francisco Escala, que dominó de principio a fin el “combate” pactado a diez vueltas. El segundo lugar quedó para Matías Alvarez, con motores del FA Motorsport y la atención del Hansson Competición, arribando muy cerca del hombre de San Cayetano. El podio lo completó Luciano Yané.

Tiempo de Alonso

Mar y Sierras A entregó un entretenido desarrollo en el primer trámite. Matías Baños, con motores de su progenitor, y asesoramiento del UR Racing, capturó la primera colocación. En la variante inicial, se “raspaban” Leo Perugini y Juan Giancaterino, quedando ambos fuera de contexto. Baños manejó la posición de avanzada por algunas vueltas, pero Araquistain, en un notable sprint, saltó a la punta.

El tandilense hizo diferencias, se encaminaba a la victoria, pero la rotura de un palier lo dejó sin tracción en la parte final, cuando saboreaba la conquista. Herencia para Alonso, que pudo neutralizar al otrora campeón de TC 2000 del Atlántico, Miguel Aiello, que finalmente fue segundo y logró su mejor resultado en la categoría. El podio lo completó Matías Baños, que se llevó puntos valiosos para el torneo.

La segunda final, el cierre del espectáculo, se corrió con escasa visibilidad, por ello gran parte del recorrido se realizó con auto de seguridad. Una situación que deberá corregir la categoría de cara al futuro. La victoria quedó en manos de Constantino Alonso, seguido por Matías Baños y Cristian Pollet.

Barreiro exhibió temperamento

Definición con neutralizaciones y poca acción en el grupo B de Mar y Sierras. “Fede” Barreiro se quedó con una festejada conquista, manejando con temple los hilos de las dieciséis vueltas. El campeón 2011 de APAC produjo una partida firme y le arrebató la punta a Marcos Costas, que lo presionó en gran parte del desafío. El chavense pudo manejar la situación y contuvo al piloto del TPT Racing, que intentó en varias ocasiones. Costas concluyó en la segunda posición y cerró un buen fin de semana, mientras el tercer escalón del podio quedó para Claudio Bazterrica.

Gran tarea de Ezequiel Vieytes, enhebrando un meritorio cuarto lugar con los motores del Messa Sport y la atención del team Hansson Competición, mientras el chavense Rodolfo Aldasoro completó los “top five”.

El campeón, bien arriba

Minicross cerró la tercera final del año, que tuvo una docena de vueltas, el 75% del recorrido, por el horario avanzado de la tarde. Los incipientes movimientos tuvieron como protagonista al auto de seguridad, luego Girado afirmó su liderazgo y consiguió una diferencia importante sobre Manuel García, que fue escolta a lo largo de toda la carrera. Detrás de los juarenses, quedó Matías Erpelding, que completó el último escalón del podio. Cuarto fue “Maxi” Yané y quinto llegó Lucas Chiantelassa.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario