fbpx Sebastián Ortubia, padre de Luciano: “A mi hijo le pegaron una patada criminal en la cabeza” – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Sebastián Ortubia, padre de Luciano: “A mi hijo le pegaron una patada criminal en la cabeza”

Sebastián Ortubia, padre de Luciano

El Eco

Sebastián Ortubia, padre de Luciano, el joven que debió ser trasladado al Hospital luego de sufrir una grave lesión en la cabeza durante un encuentro disputado el domingo pasado en la cancha de Uncas frente a Biguá, aseguró que a su hijo le pegaron una patada criminal, que el responsable no debería jugar nunca más y que desde la entidad marplatense nadie se comunicó para ver cómo estaba.

A él le pegaron una patada en la cabeza criminal, fue así. No fue en una jugada porque nunca entran los pies en el rugby, nunca. Solo para patear la pelota, no una cabeza”, exclamó Sebastián y agregó que realizaron la denuncia en la Fiscalía para que se investigue y se sepa con exactitud qué fue lo que pasó. “No puede quedar así. Ese chico no puede jugar en ningún club, no tiene fundamento una patada en la cabeza”, declaró.

Como ese domingo era el cumpleaños de su papá, el abuelo de Luciano, tanto él como su mujer no pudieron asistir a la cancha para ver el encuentro. No obstante, los compañeros de la M 17 de Uncas les contaron lo que sucedió: “En una jugada, el árbitro cobro penal, se enojaron y en eso, agarraron a mi nene del cuello. Un compañero se acercó para ayudar, empujó a mi hijo y se cayeron los dos al suelo. Y ahí vino otro jugador del equipo contrario y le pegó una patada en la cabeza”.

Si bien el parte médico de hoy fue más positivo, ya que “el cerebro volvió a la posición que tiene que estar y aparentemente está todo dado para que funcione correctamente”, lo real es que la vida de Luciano corrió peligro y, de hecho, aún lo corre, ya que continúa en terapia intensiva.

Sin embargo, desde Bigua solo se comunicó el presidente para ofrecerles trasladar al joven a un nosocomio marplatense. “Nunca dijeron ‘vamos a hablar con el chico a ver qué pasó’. En ningún momento se hicieron cargo. Es más, ellos dicen que no fue una patada antideportiva”, sostuvo con indignación el padre.

“Lamentablemente, ese chico, que tiene 16 años, no puede jugar nunca más. Pudo haber matado a cualquiera. Eso no es rugby. Y ese club tendrá que cambiar los valores. Bah, tendría que tener valores…” expresó Ortubia aludiendo que el equipo de Mar del Plata “no tiene valores” y que “incita a la violencia”.

Por último, tanto él como Andrea, su mujer, agradecieron a todos aquellos que se preocuparon y oraron por la salud de Luciano, así como también a todos los compañeros de equipo que “estuvieron en todo momento en el Hospital acompañando”.

Nota proporcionada por :

  • ElEco

Deja un comentario