Un periodista acreditado en Casa Rosada tenía pedidos de captura

Un periodista que estaba acreditado en la Casa de Gobierno desde 2015 por una radio de una pequeña localidad entrerriana fue detenido, a raíz de dos pedidos de captura de la Justicia de Formosa por abigeato -hurto de ganado- e incumplimiento de los deberes de funcionario público y falsedad ideológica de documentos públicos.

Marcos Peña, jefe de Gabinete.

El Eco

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, confirmó la detención del periodista Juan Manuel Illescas, que estaba acreditado por Radio Integral, una emisora del pueblo de 6.300 habitantes de Macía, provincia de Entre Ríos.

La detención se produjo el viernes pasado y de inmediato fue trasladado a Formosa para someterse al proceso judicial que se le sigue en esa provincia por los delitos de “abigeato reiterado, falsificación de firmas y documentos públicos”.

Los pedidos de captura que pesaban sobre Illescas salieron a luz el pasado fin de semana cuando el cronista quiso acreditarse para cubrir la conferencia de prensa que dio la jefa del FMI, Christine Lagarde, tras un encuentro con los ministros de Economía del G20 en Buenos Aires.

Las primeras informaciones que se filtraron sobre el pasado de Illescas indican que habría trabajado para una empresa de seguridad.

El supuesto trabajador de prensa había obtenido la credencial para cubrir la actividad diaria en la Casa Rosada a fines de 2015 cuando Cristina Kirchner aún era Presidenta, luego dejó de concurrir al edificio de Balcarce 50 en 2016, y regresó el año pasado.

Illescas solía llegar bien temprano por la mañana a la Sala de Periodistas, tenía un trato amable con los colegas y siempre se mostraba predispuesto a colaborar con sus compañeros de trabajo, como por ejemplo compartiendo con ellos los audios que grababa con funcionarios que se cruzaba por los pasillos de la Rosada.

La semana pasada había concurrido a la residencia de Olivos para presenciar la conferencia de prensa que brindó el presidente Macri y un dato llamativo de aquella jornada fue que prefirió autoexcluirse del sorteo de los cronistas que iban a ser favorecidos para poder realizar una pregunta al mandatario.

 

“No cobraba nada”

 

Otro situación inusual en torno al detenido periodista fue que el director de Radio Integral, Jorge Rubén Mendieta, indicó que Illescas “no cobraba absolutamente nada” por su labor para la emisora.

“Se limitaba pura y exclusivamente a la información oficial y no cobraba absolutamente nada”, sostuvo Mediante en declaraciones al canal TN, e insistió: “Él lo hacía gratis porque le servía para otros medios, para estar informado”.

“Este señor Illescas es de nuestro pueblo, es de Maciá. Se fue a Buenos Aires y desde allá empezó a relacionarse con periodistas hasta que nos pidió una acreditación para mantenernos informados sobre las noticias oficiales que se produjeran en cualquier área del Gobierno nacional”, explicó.

Por su parte, Peña señaló que su detención se produjo tras “un chequeo del Gobierno en función del G-20 y surgió este antecedente judicial”.

En ese contexto, el funcionario explicó que lo ocurrido “refuerza con más razón el trabajo que se viene haciendo en la Casa Rosada para a implementar a partir de agosto un sistema de acceso que esté conectado con los sistemas de bases de estado seguridad del país”.

Consultado sobre por qué el Gobierno no advirtió que Illescas tenía el pedido de captura desde mayo de 2017, el funcionario precisó que ese es un tema a responder desde la Secretaría General de la Presidencia.

En ese sentido, afirmó que “no” peligra la seguridad del presidente Mauricio Macri.

Por otra parte, hizo una salvedad de los acreditados que a diario desempeñan sus tareas en la sede gubernamental, al expresar: “No creemos que de ninguna manera tenga que afectar la imagen del cuerpo de los periodistas acreditados que trabajamos diariamente. Sabemos de su profesionalismo y no tienen absolutamente nada que ver con estas cuestiones delictivas”. NA

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario