Por una medida cautelar apartaron del cargo al comisario Giménez

Es en el marco de una investigación de Asuntos Internos de la Policía Bonaerense por la muerte de Lucas Pérez Cordero. Quedó a cargo por el momento el subcomisario Sergio Peckerley.

El Eco

A raíz de una investigación que lleva adelante el departamento de Asuntos Internos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires se adoptó una medida cautelar que apartó provisoriamente del cargo al comisario Mariano Giménez, responsable de la Policía Local.

La novedad la confirmó, en diálogo con El Eco de Tandil, el titular de la Secretaría de Protección Ciudadana Atilio Della Maggiora, quien señaló que “nos enteramos de la medida cautelar en la mañana del jueves” y agregó que “no es un desplazamiento, a pesar de que la figura es esa, sino que se trata de una medida cautelar que se toma durante la investigación interna de la muerte de Lucas Pérez Cordero”.

Della Maggiora sostuvo que “lo ponen en situación de disponibilidad por el tema del sumario interno que se hace, que es igual a cualquier otro sumario en otro organismo. Vale aclarar que no es una cesantía. Giménez no tiene ni una causa judicial ni penal en su contra, se trata de una investigación interna”.

El titular de la Secretaría de Protección Ciudadana aseguró que “es muy difícil saber cuándo se resolverá la investigación por los tiempos propios de la misma”.

Quedó a cargo provisoriamente de la fuerza el subcomisario Sergio Peckerley.

Apoyo de la fuerza

En una carta enviada a este medio, integrantes de la fuerza policial local brindaron un mensaje de apoyo al comisario Mariano Giménez por la situación que atraviesa.

La misiva hace referencia al trabajo de Giménez en la fuerza y el trato con sus subordinados. “Lo más justo sería agradecerle como líder, porque el líder es carácter, y el carácter se apoya en virtudes tales como la humildad, la magnanimidad, la prudencia, el dominio de sí y la justicia, todas ellas ampliamente demostradas”, señalan y siguen: “Recordarle, desde nuestro humilde lugar, que aunque un grupo intente menoscabar, dañar, ensuciar su integridad, los buenos policías (que somos la mayoría) nos erigimos como testigos de su vocación de servicio y hombría de bien”.

Además puntualizan que “los que seguimos tus pasos, los que pensamos igual, los que nos gusta dar una pronta solución a la gente, los que no bajamos los brazos, los que trabajamos con la verdad esté adelante quien esté, los que te queremos seguir teniendo en esta Base te decimos gracias y si así no fuere esperamos tu pronto regreso para que siga siendo nuestro líder, guía y compañero”.

El caso

El suceso que mereció la intervención de asuntos internos y el desplazamiento del comisario, ocurrió el pasado 7 de junio en el interior del domicilio de Las Malvinas 1625, cuando perdieron la vida el conocido periodista Daniel Ricardo Pérez y su hijo, miembro de la Policía Local, Lucas Pérez Cordero.

Lucas Pérez Cordero se había encerrado en su habitación con la idea de ponerle punto final a su vida, y su padre salió desesperado en el intento de impedir la drástica decisión.

Llegó a su casa y directamente fue a la habitación de su hijo, que permanecía cerrada con llave. Según el relato de los familiares que se encontraban en el lugar, primero intentó persuadirlo para que cambiara de parecer y abriera la puerta, pero al no encontrar respuestas, decidió forzar la misma e ingresar.

Todo se desencadenó en cuestión de segundos, escuchándose un estruendo y perdiendo ambos la vida en ese mismo instante, con la hija de testigo.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario