Tras otra movilización de los municipales se dictó la conciliación obligatoria

Los trabajadores marcharon en la cuarta jornada de paro e ingresaron al edificio municipal donde hicieron oír su reclamo con fuerza. Minutos después de finalizada la manifestación, el Ejecutivo pidió la conciliación obligatoria que fue dictada por la tarde. Hoy a las 9 está prevista una nueva audiencia en el Ministerio de Trabajo.

Rody Becchi

Ayer por la mañana los trabajadores municipales se volvieron a movilizar al Municipio e hicieron oír con fuerza su reclamo salarial. Luego, el Ejecutivo solicitó la conciliación obligatoria, la cual fue dictada en horas de la tarde. Hoy a las 9 se desarrollará una nueva audiencia en el Ministerio de Trabajo, luego de que el encuentro que mantuvieron las partes el miércoles fracasara.

En esa oportunidad, el Ejecutivo ofreció un incremento salarial del 15 por ciento (un 10 por ciento a pagar en noviembre calculado sobre los haberes básicos de 2017 y el 5 restante en enero sobre los básicos de octubre de 2018). La propuesta fue rechazada y los trabajadores decretaron un paro de actividades por tiempo indeterminado.

Las medidas de fuerza comenzaron el lunes cuando se inició el paro por 72 horas pero tras el fracaso de la audiencia del miércoles decretaron que la medida de fuerza fuera por tiempo indeterminado.

La manifestación

Por la mañana los trabajadores se congregaron en la sede del gremio en Yrigoyen al 1000, desde donde marcharon hacia el Municipio. Una vez allí, tal como lo hicieron en manifestaciones anteriores, ingresaron al edificio comunal y tras el grito de “llegamos” se apostaron en todo el hall central, las escaleras y la planta superior.

Poco a poco fueron ingresaron con sus banderas de las distintas áreas, sus banderas y remeras color naranja y se manifestaron ruidosa y contundentemente.

El sonido de los bombos, las sirenas, las palmas y los cantos invadieron por completo el edificio municipal.

“No pongan de rehenes a los trabajadores”

“Señor Intendente, queremos salarios dignos y volver a trabajar”, cantaron una y otra vez. Tras más de media hora, dejaron el edificio y después de tocar los bombos en la explanada, junto al despacho del intendente Miguel Lunghi, se retiraron dándose cita para hoy a las 8 en el sindicato con el fin de congregarse antes de la audiencia prevista para las 9.

En diálogo con El Eco de Tandil, el secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales, Roberto Martínez Lastra, explicó que “respuesta hemos tenido pero no ha conformado a los trabajadores” y deseó que en la audiencia de hoy “lleven otra propuesta”. No obstante, recalcó que “los trabajadores están firmes y cada día somos más”.

Recordó que están pidiendo un 20 por ciento para recomponer “lo que se perdió de poder adquisitivo de nuestro salario, ellos ofrecen un 15 por ciento, un 10 en noviembre, pero el problema es que lo ofrecen respecto al básico de diciembre de 2017 y un 5 en enero”.

“El gran problema es tener en cuenta los básicos de 2017. El Ejecutivo reconoce y hasta dejaron por escrito en el Ministerio que están de acuerdo con nuestro reclamo pero dicen que no tienen más plata. Sin embargo, después hablás con los concejales y te dicen que sí hay plata”, indicó.

Y reclamó que “se pongan de acuerdo y que no nos pongan de rehenes a los trabajadores, porque al hacer una medida de fuerza nosotros empezamos a tomar de rehenes a la población ya que hoy no estamos perjudicando a las clases sociales altas, sino a las más bajas como en el caso del hospital o del cementerio que hay varios sepelios sin hacer. Espero que se solucione cuanto antes este conflicto”.

“Si la oferta hubiese sido respecto a los básicos de 2018 la respuesta de los trabajadores podría haber sido otra”, manifestó.

La conciliación

Por su lado, el secretario de Gobierno, Oscar Teruggi confirmó que pidieron la conciliación obligatoria ayer en horas del mediodía en el Ministerio de Trabajo. La misma fue dictada ayer por la tarde y debidamente notificada al sindicato. Su vigencia es a partir de la medianoche de hoy, por lo cual el paro por tiempo indeterminado no podría concretarse.

“El nivel  de acatamiento fue similar a paros anteriores, con un poco más de adhesión en el área de salud, de cualquier manera los servicios se resienten, sobre todo en el área de salud que es la que nos preocupa en aquellos vecinos que tienen algunas cuestiones programadas de turnos que hay que reprogramar, y eso ocasiona distintas problemáticas que queremos solucionar”, señaló.

Explicó que presentaron la conciliación “fundamentalmente basados en esto, si bien hay servicios que se están cumpliendo con normalidad, y hay planteles médicos que están trabajando, la dificultad de poder contar con enfermeros y técnicos que han adherido a la medida, hacen que se resienta el servicio”.

“La idea es que en el marco de la conciliación se pueda seguir negociando, nosotros fuimos claros que la primera propuesta que presentamos es la que podemos sostener presupuestariamente y lo que se puede buscar son distintas alternativas en ese monto de dinero, que es lo que el presupuesto hoy nos permite, nosotros tenemos limitaciones, ese es el conflicto”, finalizó.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario